Experiencia e innovación consagran a Sakata como líder en el mercado de brócoli

Además de tener el liderazgo comercial de este segmento en América del Sur, la compañía también es referencia mundial en investigación convencional para mejoramiento de brócoli.

Sakata posee gran tradición y destaque en diversas hortalizas, como es el caso del cultivo de brócoli, donde es líder desde hace más de 20 años atrás, proporcionando a los productores variedades productivas y adaptables a diferentes condiciones de producción, así como calidad, sabor y nutrición para los consumidores. Fruto de un intenso y eficiente trabajo de investigación, Sakata posee hoy una portafolio consagrado de variedades de brócoli, que destaca como una referencia mundial en investigación convencional en el segmento.

Es importante destacar que el tiempo necesario para crear una variedad es bastante largo. El ciclo entre la investigación hasta su disponibilidad comercial son cerca de 10 años en promedio. Para lanzar una nueva variedad, se realizan diversos ensayos, en los cuales se evalúan algunos requisitos, tales como: resistencia a plagas y enfermedades, facilidad de cultivo, adaptación a diferentes condiciones climáticas, rusticidad, productividad, apariencia del producto, sabor y vida de poscosecha.

Garantía de calidad de principio a fin

Además de toda la tecnología genética empleada en las semillas y de las pruebas realizadas en campo, para garantizar un producto de alta calidad es necesario aún tener un control de calidad riguroso en el procesamiento de las semillas a escala industrial, que es el análisis de certificación. Este trabajo engloba la fase de producción de las semillas en campo, operación de cosecha, transporte, secado, beneficiamiento y almacenamiento.

De acuerdo con la Gestora de Productos Talita Scholl, para que la semilla tenga una calidad superior, debe presentar ciertas características fisiológicas y sanitarias, tales como: altas tasas de vigor, germinación y sanidad; garantía de pureza física y varietal; y no contener semillas de malezas. Explica que “existe un gran cuidado para que las semillas no sean infectadas por agentes que puedan causar enfermedades y perjudicar la futura producción comercial. Después de la cosecha en los campos de producción, esas semillas son transportadas hasta la empresa donde pasan por un proceso de beneficiamiento, son estandarizadas por tamaño y color, garantizando que todas estén en la misma etapa de madurez. En el beneficiamiento también se eliminan las impurezas físicas y semillas silvestres “, detalla.

Sakata posee más de 50 años de experiencia en producción de semillas de brócoli híbrido, con un alto control en los procesos de producción de semillas y monitoreo de la calidad física, genética y sanitaria. Los híbridos de brócoli del Grupo Sakata son producidos en las unidades de la empresa en Chile, Estados Unidos y exportados a todo el mundo. Estos países son reconocidos por la calidad en la producción de semillas, pues poseen condiciones climáticas ideales en la producción de semillas de brócoli y con rígida fiscalización en el cumplimiento de las reglas de aislamiento genético y manejo fitosanitario.

Las semillas genéticas utilizadas en la producción de los híbridos son rigurosamente analizadas por marcadores de ADN y pruebas morfológicas (Grow Out) con el fin de asegurar la calidad genética de los linajes a lo largo de las sucesivas cosechas de producción de semillas comerciales.

Los lotes de semillas producidas en Chile y Estados Unidos son importados respetando todos los procesos de la Legislación Brasileña de Semillas, con registros que comprueban la alta calidad fisiológica y sanitaria. A pesar de no ser exigida por la legislación brasileña, Sakata también analiza por ADN y morfológicamente todos los lotes de semillas comerciales que garantizan al productor la calidad genética del híbrido. Sólo después de la finalización de todos los análisis en su laboratorio acreditado y fiscalizado por el Ministerio de Agricultura, Sakata hace la comercialización de las semillas.

Según la profesional, las semillas de alta calidad resultan en plántulas fuertes, vigorosas y bien desarrolladas, que se establecen con mayor velocidad de emergencia y de desarrollo, permitiendo así un cultivo con mayor productividad y alto desempeño agronómico. “Esto es lo que Sakata ofrece al productor, por medio de la semilla”, afirma la experta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *